¿Qué es el conflicto narrativo y cómo crearlo?

conflicto-narrativo

Conjuring Letters Studio | Edición Editorial & Diseño

Estudio editorial donde ayudamos a escritores a impulsar sus marcas personales creativas y su historia a través de la edición editorial, diseño y marketing.

El conflicto narrativo es uno de los elementos fundamentales de tu novela. ¿Qué quiere decir eso? Que debes tener el conflicto caro antes de lanzarte a escribir.

¿Qué es el conflicto narrativo?

Para tener el conflicto de la trama definido, lo primero que hay que hacer es trabajar bien tus protagonistas (o en singular). Estos tendrán sus objetivos y anhelos, y el conflicto de la trama no es más que todo lo que se genera alrededor para que los protagonistas no alcances esas metas. El conflicto será el encargado de crear la tensión que mantendrá a tu lector enganchado a tu historia.

Pero no te quedes solo en lo básico, ya que eso solo es una mera definición rápida para que te quedes con el concepto, pero el conflicto narrativo necesita un buen desarrollo para que tu novela funcione.

Aun así, no es tan sencillo como crear una cadena consecutiva de conflictos interminables para crear una buena trama que enganche, ya que con ese recurso puedes acabar cansando al lector. ¿No te aburren las tramas donde el personaje al personaje solo le pasan cosas malas? La respuesta es sí, por lo que hay que saber introducir ese conflicto narrativo en la estructura de tu novela.

Formas de crear conflicto

Crear un conflicto narrativo es lo que ayudará a tu personaje a desarrollarse y a evolucionar, algo también fundamental en el arco de un personaje, pero ¿qué conflictos puedo crear?

Para establecer unos tipos de conflictos, vamos a basarnos en Robert McKee, autor y experto en escritura de guiones, ¿se te ocurre alguien mejor?

Según McKee, los niveles de conflictos son estos que te dejo a continuación, pero como así, a golpe de vista, puede parecer algo complejo vamos a simplificarlo:

  • Persona vs. persona – conflictos personales: hace referencia a las relaciones sociales que establece el protagonista con el resto de personajes.
  • Persona vs. ambiente – conflictos extrapersonal o externos: aquí incluimos todos los conflictos que el personaje tiene con su entorno (ejemplo: naufragios, tornados, guerras, plagas, problemas en la sociedad…).
  • Persona vs. sí misma – conflictos internos: los conflictos internos a veces son los más difíciles de manejar porque el protagonista tiene que luchar contra sí mismo y hacer frente a sus defectos y problemas internos que son los verdaderos culpables de que no pueda avanzar en la trama. Esto se ve mucho en las novelas románticas con protagonistas orgullos y vanidosos.

¿Cómo construir el conflicto narrativo?

La clave para que un buen conflicto funcione es crear un entorno propicio para ello, ¿qué quiere decir esto? El personaje tiene que estar bien trabajado y hacer que el lector empatice y le coja cariño. Una vez hagas eso, el conflicto tiene que ser lo suficientemente relevante como para cambiar el curso de ese personaje.

Es decir, tienes que dejar claro cuál es el deseo de tu personaje, cuánto lo desea y qué puede significar no conseguirlo. Una vez crees ese ambiente, el conflicto será el encargado de echar todo eso abajo, creando así la tensión perfecta, porque el lector ya le habrá cogido cariño al personaje y querrá seguir leyendo para ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

A continuación, veremos algunos ejemplos básicos que puedes usar para introducir el conflicto en tu trama y cómo aumentar esa tensión: 

  • Establece un obstáculo principal (interno, personal o externo) y rellena la trama con pequeños obstáculos con los otros tipos que no hayas usado.
  • Aumenta la tensión: si no consigue su objetivo, el personaje no vuelve a la casilla de salida, sino que retrocede mucho más.
  • Haz que pierda algo que le importe a cambio de conseguir ese objetivo.
  • Crea un villano que quiera entorpecer a tu protagonista.
  • Haz que tome una decisión incorrecta.

Jun 12, 2024

Si te gustó este post, seguro que también te gustará…